Pedro Infante

By  |  0 Comments

A 100 años del aniversario de su nacimiento, el Señorón Pedro Infante sigue estando presente en el corazón del pueblo mexicano.

Tuvimos la suerte de coincidir hace más o menos un año con su hermana menor: María Socorro Infante Cruz, quien es una mujer sencillamente encantadora.

¿A la pregunta tiene algún parentesco con Pedro Infante?

Si con todo mi amor, lo digo con mucho orgullo, soy la hermana pequeña de él.

¿Es la más chica de la familia infante?

Soy la más chica y la única que sobrevive.

Entre damas no nos engañamos, ¿Qué edad tiene usted?

Tengo 84 años. (Sonríe al contestar)

Y tiene una piel muy hermosa, cuéntenos ¿Qué hace para conservar su piel?

Yo creo que Diosito me ha querido cuidar mi piel. (contesta con una sencillez candorosa)

¿Cuidados normales?

Si, cuidados normales. Mis hijas me cuidan mucho.

Acompañada de una de sus hijas, quien es también muy guapa.

 

p1070473-a

¿Y en la vida, usted a que se dedicó?

Siempre me dediqué al hogar, porque mi hermano era un poquitín celoso. No le gustaba que yo anduviera en la calle. En aquellos tiempos era otra cosa.

¿Él la cuidaba mucho?

Si me cuidaba mucho, más que a ninguna.

¿Era la cansen del Don?

Si era la consentida sonríe.

¿Como le decía de cariño?

Mi hijita, manita, Mi hijita chula.

¿Qué significo para usted ser la hermana del Sol de México?

Todo lo que usted se pueda imaginar, porque él era una persona muy buena y muy dócil, significó mucho en mi vida. Gran parte de mi vida me cuidó, fue buen hijo y buen hermano.

¿Usted no quiso incursionar en el medio artístico?

Si como no, yo quería, pero el celoso no quería. Algunas veces le decían: “Oye Pedrito, por favor, trae a tu hermana, a Socorrito, para que vaya a grabar, porque tiene muy bonita su voz”. Él contestada: No, no, no, no, mi hermana no está para eso; ella con su mamá y en su casa.

¿Celoso en verdad?

Si era muy celosito.

¿No puede compartir una foto? (Muy amablemente nos facilitó su foto).

¿Usted no es asediada por ser la última de los Infante?

No.

Y en su casa tuvo la oportunidad de crecer a sus hijas, ¿pero se dedicó a algo más?

A bordar, a pintar, con mi madre y mis hermanas.

¿Era una familia muy unida y convivían mucho?

Si. Era tan divino tan bueno, un muy buen hermano. Era un ángel para nosotros.

p1070476

¿Alguna anécdota, alguna travesura que le haya echo ese maravilloso hombre?

En una ocasión en que vivía en Mazatlán, porque de allá nos vinimos a vivir a México. Ya ve que le gustaban las avionetas, pues me subió a volar con él en Mazatlán y hacia piruetas y todo. Yo me estaba muriendo.

Le decía: ¡Manito querido, divino, adorado, bájame que me muero! Y él me decía muerto de risa: “Cállate mi hijita, no te pasa nada” y el risa y risa.

Fue una anécdota imborrable, que, hasta la fecha, parece que ando con él en la avioneta.

¿Con esa risa tan hermosa, de quien heredó Pedro infante esa risa tan hermosa?

De mi madre, porque mi padre era muy serio. Mi padre era una persona con personalidad, pero muy seria. Mi madre, tenía una bella sonrisa.

¿Quién heredo la risa de Pedro Infante?

Un hijo de mi hermana Cuca, si, él heredo la sonrisa.

¿Conservan objetos de Pedro Infante?

Si, yo les encargo a mis hijas que las guarden y las conserven.

socorro-infante-cruz-mym

 

Señora reitero a usted un honor, muchas gracias, yo observo aparte de ser la hermana consentida de Pedro infante. Yo veo el amor con el que la trata su hija y eso es porque usted hizo un gran trabajo dentro de su familia. Educar a los hijos y que crezcan en armonía es algo maravilloso. Ahora a ellas les toca construir y crecer al México Nuevo.

El equipo de www.mexicoysusmujeres.com.mx agradece a la familia Infante su amabilidad para esta entrevista.

Latest posts by Leticia Coronado (see all)

Latest posts by Leticia Coronado (see all)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *