“No bajo de peso, y ya lo he intentado todo”

By  |  0 Comments

En la actualidad existen una infinidad de maneras para bajar de peso, desde las fajas, las pastillas de leptina, el ejercicio y los deportes; hasta las dietas de Los Asteriscos, La Zona, Detox, gotas HCG, Paleolítica… y podría seguir todo el día.

Pero, ¿por qué a veces nada de esto funciona? ¿por qué cuando ya lo hemos intentado todo, no vemos resultados? En este caso no entraré en los detalles de las dietas y sus consecuencias, sino les mostraré algunas de las razones por las cuales nada de esto está funcionando:

  1. Consumo excesivo de productos light: Por más que el alimento tenga la palabra más codiciada del siglo XXI no significa que sea 0 calorías, ni siquiera que sea baja en las mismas. Tiene sus beneficios, pues aporta menos energía que los productos originales, pero esto puede resultar contraproducente. ¿A qué me refiero con esto? A que tal vez si consumimos 3 galletas “no light” nos sentiremos satisfechos, pero si vemos en la bolsa la palabra “light” tendremos la confianza de acabarnos todas las galletas del paquete. Además, algunos productos son bajos en grasa, pero les agregan azúcar para mejorar su sabor (como a los quesos). Mi consejo en este caso es preguntar a un especialista qué alimentos light son los permitidos en su dieta y en qué cantidad.
  1. Ingesta insuficiente de líquidos: Los síntomas de la sed son muy parecidos a los del hambre, por lo que es común confundir cuándo el cuerpo necesita agua y cuándo necesita comida. Para evitar esta confusión, les aconsejo tomar 1 vaso de agua antes de ingerir sus alimentos o al sentir apetito.

agua 2

  1. Ausencia de resultados inmediatos: Recordemos que el bajar de peso no es de un día para otro, es un proceso que debe tomar su tiempo para evitar problemas de salud. No es tan sencillo como un “no ceno o no desayuno”, “me quito el pan y el refresco” … esto puede traer consigo un efecto rebote, lo cual provocará que les sea casi imposible bajar de peso de nuevo. La clave en este punto es tener paciencia y monitorear sus resultados con un nutriólogo, así él o ella podrá decirles cómo van en su proceso.
  1. Miedo al ejercicio anaeróbico: Cada vez se vuelve más frecuente el hábito de “hacer pesas” en los gimnasios, tanto para hombres como para mujeres. Para aquellos que le tienen miedo a las pesas porque piensan que se van a hacer “grandotes” les tengo una buena noticia: para hacerse “grandotes” se necesita una dedicación impresionante, consumo por arriba del normal de proteína, pesos muy elevados en los aparatos, etc. El aumentar un poco el tamaño de nuestros músculos puede ser bastante útil para nuestro objetivo de bajar de peso, ya que sabemos que el músculo utiliza más energía (o calorías) en estado de reposo. No es necesario cargar mucho peso, con mantenerlos activos es suficiente.
  1. Creencia y práctica de algunos mitos: Es impresionante la cantidad de información errónea que hay en los medios de comunicación, ustedes como lectores deben de tener mucho cuidado y siempre preguntar de quién viene esa información y qué hizo esa persona para saber lo que está diciendo. Para este punto les aconsejo siempre cuestionarse, así como investigar más sobre lo que lean, en fuentes confiables, por supuesto.

Podría escribir un libro entero sobre este tema, por hoy les expongo estas 5 razones que creo que son las más importantes y las que se practican más en nuestro medio. Muchísimas gracias a mis lectores que me escriben, quedo al pendiente de cualquier duda o comentario en mis medios de contacto:

danielacantum@gmail.com

Twitter: @danielacantum93

Latest posts by Daniela Cantú Marroquín (see all)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *