México y sus mujeres

Agradecemos a la Biblioteca del Congreso de la Unión y a la Secretaria de Servicios Parlamentarios del Congreso de la Unión haber permitido que iniciáramos nuestras actividades en su recinto. Reproducimos el mensaje de nuestra Directora que el día 11 de marzo de 2015 dirigió a los presentes y con el que emprendemos esta hermosa aventura.

inicio de actividades 3

Me presento a ustedes en nombre de mujeres y hombres, que conforman el equipo de www.mexicoysusmujeres.com.mx, y que estamos ciertos en la importancia de difundir el devenir de México y sus mujeres. Aprovechando la maravillosa tecnología y los conocimientos (autodidactas o universitarios) con los grandes ejemplos de las damas periodistas de México, por mencionar una: Doña Carmen Lira Saade, que nos inspiran conciencia en éste maravilloso mundo de la difusión; para escuchar las voces de las dolencias sociales y conocer de primera mano lo que nos lastima y lo que nos alienta a México y sus mujeres.

El tesón y empeño del día a día de la mujer como madre, como esposa, como compañera, empleada, obrera, técnica o profesionista en su trabajo y en las maravillosas e interminables labores del hogar o en las insustituibles tareas del campo, lo mismo arando que sembrando y también en la cosecha.

Con todos los esfuerzos, en todos los ejercicios diarios desde hacer rendir el café hasta la olla de los frijoles para que nadie en la familia se quede sin el mínimo sustento, somos la columna vertebral de la economía de la familia por ende de México.

Por todo esto y los legados insustituibles de las mujeres que fueron trascendentes en todas las etapas de nuestra historia y, más cerca de nosotras las revolucionarias (la mayor parte de ellas heroínas anónimas), por demás sabemos que aportaron sus esfuerzos y sus talentos para que la gesta revolucionaria lograra su cometido y ser los pilares para un Estado de Bienestar, proclamas que integran la justicia social:

  • Salud para todas y todos.
  • Educación para todas y todos.
  • Trabajo para todas y todos.
  • Vivienda digna.

Que hoy, siglo veintiuno, cien años después, seguimos en la inalienable necesidad de cumplir con estos postulados; que éste reclamo de justicia social aterrice para todas y todos, mexicanas y mexicanos.

Recogeremos las obras sociales de las mujeres y los hombres de México y seremos voceros en este modesto medio de comunicación con transparencia y veracidad, de nuestro derecho a saber para que México no tenga un horizonte de miseria y desertificación y que cada amanecer (como las mujeres del campo), tomemos nuestras herramientas para limpiar los mares, los ríos y que el agua fuente de vida la cuidemos para entregar mejores cuentas a la niñez y a las generaciones por venir.

Que estemos a la altura de nuestro momento histórico y como expresaba Ricardo Flores Magón: “Deseo que el hombre no sea una nota discordante, sino una parte armoniosa en la belleza que le rodea…”

Las mujeres de ayer nos dan raíces, gracias a ellas las mujeres de hoy tenemos alas para que el México Nuevo logre la felicidad a través del fortalecimiento de las instituciones. Dejando la huella correspondiente en el tiempo que nos tocó vivir.

inicio de actividades 4   inicio de actividades 1

Gracias.