Enfermedad de Huntington

By  |  0 Comments

(Segunda de dos partes)

Continuamos con la información que nos proporcionó Brenda Vega, presidenta de La Fundación Mexicana de la enfermedad de Huntington IAP El que una enfermedad sea catalogada como rara, es sólo por su baja incidencia, pero también son llamadas catastróficas por los daños colaterales que implican tanto en el paciente como en su familia (salud, problemas emocionales, desvinculación familiar, etc.).

Problemas al Tragar

Los problemas al tragar, o problemas de deglución, (también denominados disfagia) son comunes entre las personas con enfermedad de Huntington. Las estadísticas muestran constantemente que la principal causa de muerte entre las personas que tienen esta enfermedad es la pulmonía debido a aspiración. Esto puede ocurrir cuando los líquidos o los alimentos entran a las vías respiratorias en vez de al esófago al comer o beber y se acumulan en los pulmones, lo que puede causar pulmonía.

Los problemas al tragar asociados con la enfermedad de Huntington incluyen:

  • Impulsividad al comer
  • Dificultad en controlar la velocidad de ingestión de los líquidos o los alimentos
  • Dificultad para masticar los alimentos
  • Demora del reflejo de tragar (no responde aun cuando los alimentos se muevan a la parte trasera de la garganta)
  • Mantener la comida o los líquidos en la boca
  • Dificultad en iniciar el acto de tragar
  • Incapacidad de tragar
  • Incapacidad de completar la acción de tragar, de modo que una porción de los líquidos o alimentos permanece en la boca o la garganta
  • Falta de coordinación entre el proceso de tragar y hablar o respirar
  • Necesidad de tragar repetidamente para cada trago o bocado
  • Corea de los músculos orales o faríngeos (lengua, labios, garganta, esófago)
  • Babeo o derrame de alimentos o líquidos de la boca
  • Los siguientes síntomas al comer pueden indicar problemas al tragar:
  • Toser
  • Atragantarse
  • Hablar con sonido de gorgoteo en la voz
  • Emitir un sonido blando o húmedo al respirar
  • Derramarse los líquidos o los alimentos de la boca
  • Carraspear con frecuencia

Comer a un paso cada vez más lento

  • Regurgitar la comida después de haber tragado*
  • Dejar líquido o alimentos en la boca después de tragar
  • Tener dificultad en mover los líquidos o alimentos dentro de la boca
  • Congestión nasal frecuente*
  • Temperaturas frecuentes*
  • Pérdida de peso continua o considerable

Los síntomas marcados con un asterisco (*) pueden indicar condiciones médicas graves y posiblemente no relacionadas con esta enfermedad, y deben ser observados muy de cerca por un médico. En general, si la persona con enfermedad de Huntington experimenta uno o varios de los problemas arriba mencionados, debe comunicarse de inmediato con un médico y solicitar la evaluación de un patólogo del habla y el lenguaje (también llamado en español logopeda, fonoaudiólogo, terapeuta del habla o foniatra).

Si ayudamos a estas instituciones ayudamos a México.

*  www.mexicoysusmujeres.com.mx agradece a Brenda Vega, presidenta de La Fundación Mexicana de la enfermedad de Huntington IAP por su información, pero más, agradecemos su trabajo diario y solidario con los que lo necesitan.Fuente: asha.org y nos fue otorgada por cortesía de La Fundación Mexicana de la enfermedad de Huntington IAP. Para su publicación.

 

 

 

Latest posts by Leticia Coronado (see all)

Latest posts by Leticia Coronado (see all)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *