Efectos en el bienestar social de las políticas ambientales: El caso del Sureste de Tamaulipas.

By  |  0 Comments

(2ª de cuatro entregas)

de Jorge Rubalcava Castillo

Utilizando el principio económico de que la maximización de los beneficios netos se logra cuando los beneficios marginales igualan a los costos marginales igualan a los costos marginales, en términos prácticos, si se unen las gráficas 1.1 y 1.2, se puede observar que existe un nivel óptimo de contaminación para cada cuerpo de agua: (Q*, P*).

Gráfica 1.3 Nivel óptimo de contaminación: CMgS=BMgS

gracifa 1.3 (2)

 

 

Lógicamente en algunos casos la sociedad no permite alguna cantidad de ciertos bienes contaminantes (“Males”) que son considerados peligrosos para la vida humana por lo que el nivel de contaminación es cero.

Grafica 1.4 Nivel óptimo de contaminación: Para cada unidad de contaminación, el CMgS >, Q*=0.

grafica 1.4 (2)

 

 

Sin embargo, la curva de costo marginal social puede ser diferente de acuerdo a la capacidad de autodepuración de cada cuerpo receptor de agua. La gráfica 1.5 presenta esta consideración. La curva de costo marginal del cuerpo receptor I (CMgSI) representaría un cuerpo de agua cerrado, por ejemplo, una laguna o un lago el cual no tiene entradas y salidas de río, y la curva de CMgS2 representaría un cuerpo de agua abierto, por decir un río que, si presentaría un cuerpo de agua abierto, por decir un río que si presenta movimientos o intercambios de agua. En la literatura de la economía ambiental, los cuerpos de agua cerrados se les denominan “Stock Pollutants”; Los abiertos “Fund Pollutants” (Tietenberg 1999).

Grafica 1.5 Diferente capacidad de autodepuración de cuerpos de agua.

grafica 1.5 (2)

 

Entonces, dada la capacidad de autodepuración de cada cuerpo receptor de agua, el nivel óptimo de contaminación de cada uno de ellos es diferente. En algunos casos puede ser que algún organismo operador del sistema de agua este disponiendo al cuerpo receptor una cantidad de agua negra menor, mayor o igual al óptimo social.

Para esclarecer esta situación, la gráfica 1.6 es de gran utilidad. La curva de beneficio marginal social (BMgS) puede ser considerada como el costo marginal social de reducir la contaminación (CMgSRC) porque se destinan recursos escasos a la disminución de la contaminación sacrificando satisfacción de necesidades por un menor consumo en otros bienes, como por ejemplo, recursos para la construcción, operación y mantenimiento de una planta de tratamiento de aguas residuales.

Gráfica 1.6 Nivel óptimo de contaminación y pérdida de bienestar social ocasionada por una mayor o menor contaminación.

grafica 1.6 (2)

 

La curva de costo marginal social (CMgS) también puede ser considerada como el beneficio marginal social por reducir la contaminación (BMgSRC) porque con la descontaminación de los recursos naturales ciertas actividades productivas alcanzan mayores excedentes económicos sociales positivos, o porque hay ahorros en costos de recuperación del estado de salud de los individuos.

Si se considera que en la situación actual el organismo operador se encuentra disponiendo una cantidad de agua servida igual a Q0b en la gráfica 1.6, una cantidad menor de disposición de agua negra (Qlb en la gráfica 1.6), provocaría una pérdida de bienestar social igual al área sombreada de rojo metr de la gráfica 1.6, debido a que el costo marginal de reducción de la contaminación es mayor que los beneficios por reducirla.

En cambio, si se considera que en la situación actual se están desalojando Q0a unidades de agua residual, una cantidad menor de agua negra conduciría a que la sociedad alcance un mejor nivel de bienestar igual al área pvis, la cual esta presentada en color verde en la gráfica 1.6. Esta ganancia de bienestar social resulta del hecho de que el beneficio marginal por reducir la contaminación es mayor que la inversión marginal para limpiar el medio ambiente.

Finalmente, para el caso en que las descargas de aguas negras se ubiquen en el nivel óptimo de contaminación (Q* en la gráfica 1.6), una mayor cantidad de contaminación (Q0a en la gráfica 1.6) provocaría una pérdida de bienestar social igual al área del triángulo bps. La misma lógica se aplica cuando se genera una menor cantidad de contaminación. Si se llegase a eliminar completamente la contaminación, la sociedad no aprovecharía las bondades del intercambio económico debido a que se pierden los excedentes de los oferentes y demandantes: el área ab0. 7

2.2 EVALUACIONES PRIVADA Y SOCIOECONÓMICA

La evaluación de proyectos de inversión es una herramienta que proporciona información objetiva y confiable, útil para el proceso de toma de decisiones. Si se desea saber cuál será el cambio en el bienestar de las unidades económicas individuales cuando estas aplican recursos hacia proyectos de inversión, la evaluación adecuada es una del tipo privado (financiera), utilizando como referencia el valor de las unidades y producción: los precios de mercado.

Por otra parte, si desea saber cuál será el cambio en el bienestar del país o la sociedad (las unidades económicas agregadas), la evaluación socioeconómica de proyectos proporciona la respuesta adecuada utilizando los llamados precios sombra, sociales o de eficiencia.

Esta distinción resulta del hecho de que en el mercado algunos de los precios, ya sea de los insumos o de los bienes, están distorsionados debido a las acciones u omisiones gubernamentales.

El análisis emplea evaluaciones de proyectos privada y social. Con ambas evaluaciones se permitirá determinar si la legislación en materia de calidad del agua negra desalojada en bienes del dominio público de la nación, por un lado, incentiva a que los agentes económicos encargados del sistema integral de agua elijan construir, operar y mantener una planta de tratamiento de aguas negras en vez de pagar las cargas que les impone la normatividad, y por el otro, si produce un cambio negativo o positivo en el bienestar de la sociedad, es decir, si el país se empobrece o enriquece.

2.2.1 EVALUACIÓN DE PROYECTOS DE PLANTAS DE TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES MUNICIPALES: IDENTIFICACIÓN DE BENEFICIOS Y COSTOS DEL SANEAMIENTO DE AGUAS NEGRAS. 8

Como se mencionó más arriba, en cualquier parte la descontaminación de los recursos naturales implica la utilización de recursos escasos y la satisfacción de necesidades al construir, operar y mantener una planta de tratamiento. El cuadro I.I muestra los beneficios privados y sociales más comunes en el saneamiento de aguas negras.

Con respecto a los costos de los proyectos de tratamiento de aguas residuales del tipo municipal, estos son:

  • Inversión. Son los costos de la infraestructura necesaria para que el proyecto de saneamiento pueda operar eficientemente. Estos costos deben de considerar el tratamiento y disposición de los lodos activados. El tratamiento biológico de lodos activados consiste en sedimentar la materia orgánica, y cuando esta (materia) se decanta, queda un lodo. El proceso es biológico por introducirle oxígeno.
  • Operación y mantenimiento. Son los costos en los que se incurre a lo largo de la vida útil de la planta de tratamiento para mantenerla en condiciones normales de operación.

Si se considera que la puesta en marcha de una planta de saneamiento de aguas negras probablemente conlleva a beneficios sociales, entonces en la ausencia de esta sólo existen posiblemente costos sociales. En la siguiente sección se presentan las metodologías utilizadas para cuantificar los beneficios y costos sociales de los proyectos de plantas tratadoras de aguas negras.

Cuadro I.I Beneficios privados y sociales por el tratamiento de aguas residuales del tipo municipal.

cuadro 1.1 (2)

 

2.2.2 CUANTIFICACIÓN DE COSTOS Y BENEFICIOS SOCIALES DE LOS PROYECTOS DE PLANTAS DE TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES MUNICIPALES.

Las aguas residuales vertidas sobre cualquier cuerpo receptor de propiedad nacional puede considerarse como una externalidad negativa en el consumo 9. Esto resulta del hecho de que si bien es cierto que los usuarios del sistema integral del agua provocan la generación de aguas negras, puede darse el caso de que no causen molestia alguna a otros agentes económicos.

Para determinar si en realidad existe una molestia a otros agentes económicos por la generación de aguas negras vertidas en bienes y aguas nacionales, primeramente, se deben identificar los probables daños a terceros. Estos daños podrían ser hacia agentes económicos quienes realizan actividades productivas, efectos sobre la salud, esparcimiento e intangibles. El cuadro I.2 presenta algunos ejemplos de los probables daños terceros, así como también algunas metodologías para su cuantificación y valoración.

Todos los beneficios que resulten del proyecto de planta de tratamiento de aguas residuales serán cuantificados y valorizados de acuerdo con su metodología. Sin embargo, se aplicará uno de los principios de la evaluación de proyectos: “El valor de un beneficio no puede jamás exceder el costo de obtener el mismo beneficio mediante otra acción o proyecto alternativo* (Fontaine, 1999).10

Cuadro I.2 Metodologías generalmente utilizadas para cuantificar los probables daños causados por la externalidad negativa en el consumo en el mercado de agua potable: la generación de aguas negras.

cuadro I.2 (2)

*Método generalmente utilizado. Aquí se comparan el valor social de la producción y el costo social de los insumos en las situaciones con y sin el proyecto de planta tratadora de aguas negras.

**Metodología generalmente utilizada. Consiste en determinar el incremento en el valor de los predios con las mismas características a excepción de la de los problemas ocasionados por los desalojos de aguas negras en las situaciones con y sin proyecto. La diferencia entre estos valores es el valor asignado por los agentes económicos al atributo de que los predios no tengan problemas causados por las descargas de aguas residuales.

***No representa en si una metodología. Consiste en valorizar el beneficio por contar con una mayor calidad de salud ya que se considera que con el proyecto de saneamiento de aguas negras los individuos no contraerán alguna enfermedad hídrica, y así el beneficio social es el ahorro que obtiene la sociedad por no curar las enfermedades hídricas de los individuos. Cabe decir que al utilizar el método de costos de recuperación del estado de salud se podrían sobreestimar los costos debido a que no es posible determinar con precisión si las enfermedades hídricas fueron realmente causadas por, entre otras, las aguas residuales y/o hábitos de higiene. Por esta razón, en el presente trabajo se supondrá que el ahorro en recursos que utiliza la sociedad para reestablecer el estado de salud de los afectados está valorizado en los beneficios sociales que se obtienen al emplear la metodología de los precios hedónicos.

Fuente: Notas de la materia “Evaluación Social de Proyectos”, ITAM.

  1. SITUACIONES ACTUAL Y SIN PROYECTO

La zona conurbada del sur del estado de Tamaulipas comprende las ciudades de Tampico, Madero y Altamira. Es oportuno señalar que las descargas de agua residual que realiza la ciudad de Altamira no forman parte del proyecto de saneamiento que aquí se analiza debido a que estas (aguas) se disponen en un cuerpo receptor distinto a los que se pretenden descontaminar.

El organismo encargado del sistema integral del agua es la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de la Zona Conurbada de la Desembocadura del Río Panuco (en adelante “COMAPA”), quien tiene a su cargo la extracción, potabilización, conducción y distribución del agua, así como la recolección y disposición de las aguas residuales.

La COMAPA cobra distintas tarifas de agua potable (las cuales incluyen un 40% por drenaje) según un tabulador de rangos de consumo. Para el año 2001 contó con 158,000 clientes entre domésticos, industriales y comerciales. Alrededor del 80% son usuarios domésticos. La mayor parte de los ingresos que recibe la COMAPA los obtiene de sus clientes industriales y comerciales debido a que:

  • Los micromedidores no funcionan o tienen algún defecto por lo que casi todos los usuarios domésticos caen en el rango de consumo de 0 a 20 m3 de agua, rango que contiene la menor tarifa $273.38 pesos).
  • Las tarifas de agua para clientes domésticos no se habían modificado desde julio de 1999 por cuestiones políticas. Aproximadamente el 10% de los clientes son comerciales, la tarifa para estos (clientes) cuyo consumo se sitúa en un rango de 0 a 20m3 de agua es de $103.71 pesos (tarifa a partir del 10 de enero del 2002, la tarifa anterior era de $87.47 pesos).

El sistema de alcantarillado sanitario está formado por los subsistemas norte y sur. En el primero las aguas sin tratar son descargadas en la laguna de oxidación “Tierra Negra” para posteriormente conducirlas a la laguna “Las Marismas”. En el subsistema sur las aguas residuales son desalojadas en el “Río Pánuco”, y en la parte salada de la “Laguna del Chairel”. Estas descargas se presentan en la figura 2.1

En la figura 2.1 se puede apreciar que existen once descargas de aguas negras en la zona conurbada, tres de ellas hacia la Laguna delChairel, seis para el Río Pánuco y dos con destino a la Laguna Las Marismas, hacia esta última después de un previo proceso de tratamiento primario.

La cantidad de agua negra del tipo municipal desalojada en el Río Pánuco es aproximadamente de 1.8 m3/segundo, en la Laguna del Chairel alrededor de 0.2 m3/segundo, y hacia la Laguna Las Marismas es cercano a 0.8 m3/segundo.

Es de gran utilidad señalar que el Río Pánuco, el cual desemboca en el Golfo de México, cuenta con un gasto medio anual en la desembocadura de 527 m3/segundo (CNA, 2001). La utilidad de exponer el gasto medio anual del Río Pánuco radica en que su poder de autodepuración es alto con respecto al agua residual que se desaloja en el mismo (cerca de 1.8 m3/segundo). Como se aprecia en la figura 2.1, la Laguna del Chairel desemboca en el Río Pánuco. Esta aclaración es pertinente debido a que también la Laguna de Chairel es un cuerpo de agua abierto.

Notas.-

7. Las afirmaciones anteriores, para el caso de las políticas en materia de calidad del agua negra vertida en bienes y aguas nacionales exclusivamente para la zona conurbada del sur del Estado de Tamaulipas son presentadas en la sección IV.

8. Esta sección basada en gran parte en las notas de los cursos de “Evaluación Social de Proyectos 1 y 2 (tópico)*, impartida por el Profesor José Efraín Gala Palacios, trimestres Octubre-Diciembre 2000 & Abril-Junio 2001, ITAM.

9. Una externalidad surge cuando “una actividad de una entidad (una persona o una empresa) afecta el bienestar de otra de una forma que no sea a través de los precios de mercado*. En: Rosen, Harvey (1999). “Public Finance”. McGraw Hill, p. 86.

10. Por ejemplo, uno de los beneficios de la puesta en marcha de una planta de tratamiento de aguas negras es el aumento en el valor de la producción agrícola más no la generación de agua de riego. Otro aspecto importante es que los agricultores no necesariamente se tengan que esperar a que se construya una planta de tratamiento para utilizar el agua tratada en cultivos más rentables. Estos agentes económicos también pueden construir pozos y operarlos en lugar de utilizar agua tratada que se dispone en el cuerpo receptor. Si los costos de inversión, operación y mantenimiento de los pozos son menores que el incremento en el valor del excedente social positivo derivado del cambio a cultivos rentables, el verdadero beneficio para la sociedad o el país es la cantidad de esos costos porque la sociedad se ahorra en perforar y operar los pozos.

Latest posts by Leonarda Alarcon (see all)

Latest posts by Leonarda Alarcon (see all)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *